lunes, 19 de mayo de 2014

Preparándonos para abrir nuestra primera tienda

No hay duda de que Dios es fiel, él nos bendice con nuevas misericordias cada día.  Este proyecto que era un sueño hoy es una realidad...yo soy testigo de que él es bueno, de que nos ama y de que tiene para cada uno de nosotros cosas mejores que ni podemos imaginar.  Gracias a Dios por eso!!